logo ministerio de sanidad logo ingesa

Enlaces

Intranet

Día Mundial Del Sida #TransmiteRespeto. Campaña Día Mundial Del Sida. Besar, Comprender, Amar, Disfrutar, Tocar, Convivir No Transmite el VIH

INGESA aconseja prudencia a los diabéticos ante el mes sagrado del Ramadán

Print Friendly, PDF & Email

Es necesario un control médico previo

En los primeros días del mes sagrado del Ramadán, desde el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) se quiere volver a emplazar a las personas con diabetes que quieran información sobre cómo seguir el precepto del ayuno, a que acudan a su centro de salud y se pongan en contacto con los educadores en diabetes para que puedan personalizar dicha información en función de la situación de cada paciente.

Durante el ayuno, los mayores riesgos los tienen los pacientes con diabetes mellitus tipo 1 o en tratamiento con insulina, las embarazadas, los enfermos en diálisis insuficiencia renal, con mal control del azúcar (inestables), los que tienen el azúcar en sangre por encima de 150mgr%, los que han sufrido una cetoacidosis los tres meses previos, aquellos con tratamiento oral (pastillas), con complicaciones cardiacas o pacientes diabéticos que viven solos.

Una persona con diabetes debe consular a su médico para que éste le aconseje sobre la dieta que debe seguir y las modificaciones que debe realizar en la medicación que se suministra, así como la actividad física aconsejable o permitida durante el Ramadán.

Hay que advertir de que un paciente con diabetes puede tener una bajada importante del azúcar en sangre durante el día en Ramadán, así como en la segunda mitad del día (después del Iftar). El paciente se abstiene de comer, especialmente hidratos de carbono, durante 18 horas, por lo que no puede almacenar reservas de azúcares en el hígado, como recurso ante una hipoglucemia (bajada de azúcar).

Existe el peligro de la hiperglucemia. Es decir, de la elevación de los niveles de glucosa en sangre durante la noche, debido a un excesivo apetito tras el prolongado ayuno diurno. Por ello se aconseja prudencia en la ingesta de alimentos. Es importante mantener una alimentación sana y equilibrada que permita un correcto equilibrio metabólico a pesar de la ausencia de alimentos.

Por último, hay que reseñar que es desaconsejable que realicen ayuno las personas diabéticas que además presenten otras patologías, tales como neumonía, cardiopatía, insuficiencia renal o hepática, o infección intestinal ya que la falta de agua puede provocar una deshidratación grave. Y es que es importante beber líquidos, principalmente agua, No beber té, café o colas porque la cafeína actúa como diurético y favorece la perdida de agua por la orina.

Consejos para los diabéticos que cumplan el Ramadán.

  • Llevar siempre una pieza de fruta o un sobre de azúcar, y un botellín de agua.
  • Evitar la exposición prolongada al sol, especialmente entre las 12 y 18 horas.
  • Evitar la realización de esfuerzos físicos intensos, sobre todo en solitario.
  • Usar ropa no ajustada y ligera.
  • Evitar los alimentos ricos en grasas saturadas (grasa animal) y azucares refinados (3 dátiles = 1,5 sobre de azúcar; 1 lata de refresco o de zumo de frutas = 4 sobres de azúcar) e intentar dividir las calorías en varias comidas a lo largo de las horas en que no se ayune.

Ante cualquier evento de su salud, es preciso controlarse la glucemia (azúcar en sangre) y acudir al médico.

logo-bolsa-5b

diciembre 2019
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Agenda

  • No hay eventos en la agenda

modelo banner prestación farmacéutica 2