logo ministerio de sanidad logo ingesa

Enlaces

Intranet

Día Mundial Del Sida #TransmiteRespeto. Campaña Día Mundial Del Sida. Besar, Comprender, Amar, Disfrutar, Tocar, Convivir No Transmite el VIH

Actualidad

 

Con motivo hoy 18 de octubre del Día Mundial de la Menopausia, el Jefe de Sección de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario de Ceuta, el Dr. José Ruiz Aragón, anima a la mujer en ese periodo a tomar una actitud activa interpretando los primeros síntomas como el momento idóneo para evaluar los factores de riesgo y así paliarlos, sobre todo en la aparición de la osteoporosis.

La menopausia se diagnostica después de haber pasado 12 meses sin menstruación sin otra causa fisiológica o patológica que lo justifique. Cuando el ovario agota su capacidad de producir hormonas se produce la menopausia con toda su sintomatología incluida la incapacidad de procrear. Es el estadio final de lo que se llama la “transición a la menopausia” donde se producen cambios característicos en el ciclo menstrual como que el tiempo entre reglas se alarga, y cambios de los niveles de las hormonas que pueden ocasionar los síntomas características del déficit de las hormonas ováricas, como los “sofocos”

Según el Dr. Ruiz “Llamamos climaterio o síndrome Climatérico al conjunto de síntomas que aparece coincidiendo con la menopausia, provocados con la falta de las hormonas que se producen en los ovarios, fundamentalmente los estrógenos. Las consecuencias a corto plazo de este déficit de estrógenos son los que llamamos “Síntomas Vasomotores”, entre los que se encuentran los sofocos, sudoraciones, palpitaciones, parestesias, insomnio, vértigo o cefaleas. Son síntomas que en Europa aparecen en un 75-80% de la población, no así en Asia donde solo aproximadamente el 20% padecen esta sintomatología tan molesta y a veces incapacitante”.

El Jefe de Sección de Ginecología y Obstetricia ha explicado que a medio plazo, la falta de estrógenos provoca atrofia en el tejido urogenital, sobre todo en la vagina. Esto provoca picor, sequedad, sangrado, aumento del flujo, dolor con las relaciones, así como molestias urinarias. A diferencia de los sofocos esta sintomatología no mejora con el paso del tiempo. A largo plazo, el déficit de estrógenos puede provocar Osteoporosis, que es un trastorno del hueso caracterizado por la pérdida de resistencia ósea, y que como consecuencia produce un aumento de riesgo de fracturas.

El tratamiento de la menopausia tanto desde el punto de vista de los síntomas climatéricos (sofocos) como de los síntomas relacionados con la atrofia urogenital, depende de la intensidad de la sintomatología que la paciente presente, por lo que sería necesario, e incluso imprescindible si la sintomatología disminuye la calidad de vida o incapacita para una vida normal.

Respecto a los antecedentes ginecológicos que pueden influir en la sintomatología de la menopausia, el Dr. Ruiz destaca que cualquier patología ginecológica benigna o maligna que traiga como consecuencia la extirpación de los ovarios, provocaría una menopausia si la mujer aún no lo era, menopausia que aparecería de forma brusca. Otro aspecto es la patología oncológica, que como consecuencia de los tratamientos médicos pudiera provocar una alteración en la producción hormonal de los ovarios.

En cuanto a la edad de aparición más común de la menopausia, en la población normal, la menopausia aparece con una edad media de 50- 51 años, aunque al menos el 10% de las mujeres de la población normal comienzan con menopausia a los 45 años. El 95% de las mujeres comienzan con menopausia entre los 44 y 56 años. Además, también existe la menopausia precoz, que se define como aquella que acontece antes de los 40 años. La mayoría de las veces, tiene un inicio espontáneo y su causa es desconocida, aunque se han llegado a identificar causas genéticas, autoinmunes, metabólicas e infecciosas. Otras veces, puede presentarse tras determinados tratamientos médicos, quirúrgicos o radioterápicos. En estas mujeres con menopausia precoz que no tienen deseo reproductivo es muy importante establecer un tratamiento de reemplazo hormonal, si no está contraindicado, hasta al menos la edad de 50 años. Si la mujer aún no ha completado su descendencia hay que recurrir a técnicas de reproducción asistida donde se incluye la donación de ovocitos de los que carece la mujer con menopausia precoz ya establecida. La menopausia precoz tiene una incidencia entre el 1-4%.

Referente a la duración de la menopausia, el Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario apunta que “ ya es una situación hormonal que se mantiene. Distinto es que algunos síntomas, fundamentalmente los precoces como los sofocos, se alivien y disminuyan con el tiempo. Parece prudente que una paciente que esté realizando un tratamiento hormonal sustitutivo para tratar la sintomatología tan molesta de la menopausia, este lo mantenga durante 5 años si lo tolera bien y no presenta contraindicaciones ni efectos secundarios, y a partir de entonces se replantee el tratamiento, pasando a otras medidas locales como pomadas para la atrofia genital, o tratamientos no hormonales para la osteoporosis, etc”.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Menopausia el Dr. Ruiz apunta que “Es importante que la mujer sea consciente de que la menopausia es un momento de intervención para la mejora de calidad de vida. Para ello debe tomar una actitud activa acudiendo a su médico cuando aparezcan los síntomas, siendo este momento una oportunidad para evaluar los factores de riesgo de las enfermedades más comunes en esta etapa de la vida, como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, incontinencia urinaria o patología maligna. También es un buen momento para insistir en tomar medidas preventivas para mejorar la calidad de vida como dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol, seguir una dieta saludable, así como realizar los chequeos adecuados para la detección del cáncer”.

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria y Cruz Blanca se reúnen para coordinar el Programa de Acompañamiento que la Fundación ha puesto en marcha este año y al que el INGESA va a prestar todo su apoyo.

El Programa de Acompañamiento Hospitalario de la Fundación Cruz Blanca asiste a una media de 80 pacientes en su primer año de puesta en marcha.

El Director Territorial del Ingesa, Jesús Lopera, junto a la Directora de Enfermería del Hospital Universitario, Francisca Vega, se han reunido en la mañana de hoy con Pablo Núñez, Director del Servicio de Ayuda a Domicilio de Cruz Blanca y Leticia Mata, Trabajadora Social del mismo servicio de la Fundación.

La Fundación Cruz Blanca en Ceuta lleva desde marzo desarrollando el Programa de Acompañamiento Hospitalario entre sus usuarios. El acompañamiento hospitalario se realiza por un equipo de personal cualificado, que en estos momentos es de dos Técnicos Sociosanitarios, quienes, además de la labor de compañía, apoyan a las personas hospitalizadas en tareas como higiene personal, toma de medicamentos, comida, cambios posturales y vigilancia general del estado de la persona, en comunicación continua con el personal del centro sanitario. Además, el Programa de Acompañamiento Hospitalario da un respiro a los familiares del paciente, que en muchas ocasiones sufren estrés por el trasiego de idas y venidas al hospital, las noches en vela al cuidado del enfermo y las obligaciones laborales y familiares que no les permiten estar al lado del paciente las 24 horas del día. Cruz Blanca lleva atendidas 80 personas a través de este servicio durante 2018 y con el acuerdo de colaboración con el Ingesa, pretende ampliar esa cifra a unas 150 personas en 2019.

En la reunión mantenida entre los representantes del Ingesa y Cruz Blanca, el Director Territorial del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria se ha comprometido a apoyar el proyecto con varias medidas, entre ellas la de que los auxiliares encargados de prestar ese acompañamiento puedan acceder en las horas restringidas de visitas a pacientes, así como en la difusión del programa para que no sólo los usuarios de Cruz Blanca tengan acceso al mismo, sino también el resto de la población que necesite y requiera esa ayuda.

El Programa está subvencionado con el 0.7% de IRPF. Para 2019 y debido al incremento que se espera en la demanda del servicio, Cruz Blanca ya ha solicitado un incremento de la misma para poder hacer esa ampliación del servicio, lo que conllevaría poder contar con un Técnico Sociosanitario más en la plantilla.

Todas aquellas personas interesadas en acogerse al Programa de Acompañamiento Hospitalario tienen a su disposición el número de teléfono del Servicio de Equipo Técnico de Cruz Blanca, que es el 956 50 79 00.

Con motivo hoy sábado, 13 de octubre, del Día Mundial de la Trombosis, el Jefe del Servicio de Hematología del Hospital Universitario, Rafael Aporta, ha manifestado que “la población debe conocer y controlar los factores de riesgo, tanto en hábitos de vida saludables como en corregir la situación que puedan predisponer”.

El Dr. Rafael Aporta explica que la Trombosis es la oclusión total o parcial de una vena o arteria del cuerpo y añade que “la coagulación es la responsable de evitar que nos desangremos ante cualquier rotura de venas o arterias. Es como el servicio de mantenimiento de una ciudad con todas la tuberías, en la que ante una rotura se repara. Igual hace el sistema de la coagulación en nuestro organismo, pero ¿qué ocurriría si el personal de mantenimiento no parara hasta cerrar por completo la tubería? Pues que no pasaría el agua. De la misma forma si el sistema de coagulación no es frenada acaba tapando las venas o arterias formando un trombo. Ya hace más de 100 años que conocemos la famosa triada de Virchow, compuesta por estado de coagulabilidad (el servicio de mantenimiento), pared de los vasos (arterias y venas) y flujo sanguíneo (lo rápido o lento que vaya)”.

Respecto a los factores de riesgo, el Dr. Aporta refiere que son diversos y “se conocen desde hace años ya que en la ciudad de Framingham (EEUU) durante varios años se controlaron todas las circunstancias que podrían provocar fenómenos tromboembólicos. Este fue el mayor estudio realizado hasta la fecha, y se encontraron factores como la vida sedentaria, el tabaco, café, hipertensión, elevación del colesterol, diabetes y la edad. Hay otras cuestiones que predisponen a  la trombosis como un exceso de coagulabilidad, problemas con las paredes de los vasos, o lentitud en el flujo sanguíneo, y en definitiva, cualquier circunstancia que rompa el equilibrio del mencionado triangulo de Virchow. Al final, la trombosis sería un sumatorio de puntos,  que va desde factores genéticos y ambientales, además de los factores mencionados. Por otra parte, existen personas que con apenas uno sólo de los factores de riesgo padecen una trombosis (alta carga genética) y otros que con cuatro o cinco no la desarrollan. Por tanto es una situación que depende de cada persona, si bien los factores de riesgo mencionados siempre se pueden modificar o mejorar. También existen enfermedades que predisponen a la trombosis por romper el equilibrio del triángulo, o situaciones como la cirugía y encamamiento prolongado que necesitan de profilaxis con anticoagulantes”.

Los síntomas de la Trombosis son bastante inespecíficos pero suele ser dolor en la zona afectada, por ejemplo en la pierna como más frecuente. También calor local, edema, sensación de falta de aire si afecta al pulmón, o dolor de cabeza si es en el cerebro. El Dr. Aporta explica que la trombosis puede desarrollarse en cualquier parte del organismo, y que no obstante hay que tener presente que no todo dolor es una trombosis, puesto que “de hecho el enfoque diagnóstico se basa en unas tablas  de probabilidades y una serie de pruebas complementarias”.

En cuanto a la prevención de la Trombosis, ésta implica la identificación de los factores de riesgo y eliminarlos o al menos disminuirlos al mínimo posible. De ahí la importancia de llevar hábitos de vida saludables, y corregir si existe, la hipertensión, diabetes, colesterol, etc.  Respecto al tratamiento para la trombosis, éste es la anticoagulación, y el objetivo es doble, por un lado disolver el coagulo y por otro evitar que crezca o se difunda por el organismo. El tiempo es vital cuando se trata del corazón o del cerebro, ya que cuanto antes se inicie mejor será el resultado y la recuperación.

La cifra de eventos trombóticos en Ceuta es similar a los que se encuentran a nivel nacional.

El Dr. Rafael Aporta apunta por último a que en este día en que se conmemora el Día Mundial de la Trombosis, “hay que concienciarse sobre su trascendencia, ya que sumados todos los eventos tromboembólicos, tanto arteriales como venosos, suponen una de las principales causas de muerte en occidente. La población debe conocer y controlar los factores de riesgo, tanto en hábitos de vida saludables como en corregir la situación que puedan predisponer”.

Más Noticias

logo-bolsa-5b

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Agenda

  • No hay eventos en la agenda

modelo banner prestación farmacéutica 2