logo ministerio de sanidad logo ingesa

Enlaces

Intranet

Día Mundial Del Sida #TransmiteRespeto. Campaña Día Mundial Del Sida. Besar, Comprender, Amar, Disfrutar, Tocar, Convivir No Transmite el VIH

Actualidad

 

El trabajo realizado por el jefe del Servicio, José López Barba, y por el equipo del laboratorio de Microbiología, está siendo fundamental para ganar la batalla al virus

 

Entre todos los trabajadores sanitarios que están luchando contra la pandemia del COVID-19 en Ceuta, hay un grupo de profesionales que llevan trabajando sin descanso durante 5 meses. Se trata de los técnicos y facultativos del laboratorio de Microbiología del Hospital Universitario de Ceuta, quienes están siendo un pilar básico en la lucha contra el coronavirus gracias a las miles de analíticas, para el diagnóstico de COVID-19, que vienen realizando desde el origen de la pandemia. Para realizar este valioso trabajo, el laboratorio de Microbiología se ha dividido en dos habilitándose un espacio de trabajo independiente por el COVID-19 y además se han comprado más equipos para la batalla contra el coronavirus, como equipos PCR y de serología automatizada que permite realizar y conocer el resultado en Ceuta en cuestión de horas y no enviarlas al Instituto Carlos III de Madrid.

Desde que comenzaron los primeros casos en China, así como en Europa, el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) puso en marcha una serie de medidas extraordinarias con el objetivo de controlar la pandemia en Ceuta y que afectará lo menos posible a la ciudad. Uno de los puntos que más se ha reforzado ha sido el laboratorio de microbiología del HUCE, donde el jefe de servicio, José López Barba, ha destacado que desde febrero “se empezó a gestionar, por parte del INGESA, la adquisición de los equipos específicos para realizar las pruebas PCR en Ceuta y no en el Centro Nacional de Microbiología”. Este hecho, según cuenta el doctor, ha significado “un salto exponencial en la lucha contra el virus en la ciudad y ha derivado en que a día de hoy dispongamos de un laboratorio de alto nivel con cuatro máquinas para el diagnóstico PCR y otra de serología automatizada que permite hacer una gran cantidad de pruebas todos los días”.

En el laboratorio del HUCE se analizan tanto pruebas PCR para saber si el paciente es positivo o negativo de coronavirus, como test serológicos, que permiten detectar la presencia de anticuerpos a partir de una muestra de sangre. Conocidos como tests rápidos, ya que no necesitan de un equipamiento específico, sino que funcionan como una tira reactiva que genera el resultado en unos 15 minutos.

Además de estas pruebas, también se utiliza la técnica de análisis serológico ELISA, que mide la presencia de anticuerpos en la muestra y la concentración de estos.

López Barba ha destacado también que INGESA ha estado realizando en Ceuta una gran cantidad test de coronavirus desde el origen de la pandemia en España y en la actualidad se ha incrementado el número de PCR y de test rápidos con “el objetivo de detectar a los pacientes asintomáticos y a pacientes con pequeña cantidad de virus en su sangre pero que son capaces de transmitir la enfermedad”. En este sentido, Ceuta se encuentre libre de coronavirus y se siguen haciendo las pruebas necesarias en todo momento, según los protocolos marcados por el Ministerio de Sanidad.

Test y equipos de diagnóstico PCR

  1. Toma de muestra

En primer lugar, para la realización de la toma de muestra se necesita un kit para la detección del coronavirus compuesto por una torunda y por un medio de transporte líquido.

Siguiendo los protocolos marcados por el Ministerio de Sanidad todo comienza con una toma de muestra mediante la introducción de una torunda en la garganta (orofaringea) y nasofaríngea (nariz) de la persona que podría tener coronavirus. Tras este paso, se introduce la torunda en el medio de transporte líquido, se agita, se etiqueta con los datos del paciente, y ya estaría preparada para recibirla en el laboratorio y trabajar con la muestra. “Lo importante es el líquido rosa del medio de transporte. Una vez recogida la muestra en el tubo puede aguantar en la nevera 24 horas a 4 grados. A partir de ahí el ARN, el virus, empezará a deteriorarse”, asegura Barba.

Una vez tengamos la muestra, el siguiente paso es desinfectar los tubos o medios de transporte mediante solución hidroalcohólica o algún desinfectante equitativo dentro de la cabina de flujo laminar o cabina de seguridad biológica. Esta es la parte más sensible del proceso ya que se podría contaminar las demás muestras e incluso parte del laboratorio, de ahí que el equipo de trabajo tenga que llevar EPIS en todo momento.

  1. Distribución de las muestras en los 4 equipos PCR que dispone INGESA

Una vez desinfectada la muestra se debe decidir en cuál de las 4 máquinas PCR se va a montar la muestra, esto dependerá de la urgencia y la importancia del test. “Si es un paciente crítico o un paciente de un accidente de tráfico que tenemos que intervenirle inmediatamente utilizaremos la máquina de PCR más rápida que disponemos y que dura 50 minutos. En casos que el paciente es un positivo claro podríamos estar hablando de 30 minutos para el diagnóstico”, resume el jefe del Servicio de Microbiología.

 

INGESA también dispone de otro equipo que está reservado para urgencias y que realiza 2 PCR cada 70 minutos. López Barba recuerda que este equipo, que fue el primero en llegar a las puertas del laboratorio, es al que le tiene más cariño ya que su equipo tuvo que montarla y ponerla en marcha. “Es como un hijo para nosotros”.

En la misma línea, el laboratorio tiene dos máquinas, con el sistema ‘BD Max’, de gran volumen y de alta tecnología que pueden realizar 48 muestras PCR en 6 horas, por lo que en un día se puede hacer un gran número de pruebas PCR. “Durante la pandemia hacíamos unas 50 PCR al día, ahora estamos haciendo muchas más PCR, con una media de 60-70 PCR al día, incluso llegamos a las 100. Esto no quiere decir que haya más casos, sino que se está buscando y trabajando más para poder controlar al virus”, asegura el doctor, quien también apostilla que “cuando se detecta un positivo se activa una red muy bien trenzada entre Atención Primaria, Microbiología, Preventiva y la consejería de Sanidad y se comienza a realizar todas las medidas preventivas como el estudio de contacto y su posterior aislamiento, entre otras”.

Equipo de serología automatizada para detectar anticuerpos

“Ahora mismo disponemos de la mejor máquina en el mercado para la detección de anticuerpos en los pacientes”, asegura el doctor. Este equipo de serología automatizada por quimioluminiscencia tiene la finalidad de detectar anticuerpos en el organismo y es capaz de realizar 250 muestras en 40 minutos, en caso de necesidad. 

“A nivel asistencial es la situación más alarmante que he vivido”

El doctor José López Barba destaca que el principio de la pandemia se vivió con “estrés” debido al desconocimiento del virus y de su manera de diagnosticarlo.  “El personal técnico del laboratorio se enfrentó desde el primer momento con valentía al COVID-19 y tuvimos que ponernos manos a la obra y llevar a cabo las medidas más drásticas posibles”.

El jefe de servicio, en sus 20 años como médico especialista en Microbiología y Parasitología, ha vivido crisis sanitarias como el VIH, la acinetobacter baumannii del antiguo hospital y la hepatitis C, pero a nivel asistencial no recuerda una situación tan “alarmante” como la que se está viviendo con el COVID-19.

Por último, López Barba ha recomendado a la ciudadanía no bajar la guardia ya que el virus sigue presente y recuerda de la importancia de lavarse las manos, usar mascarillas y mantener la distancia de seguridad. “Que la población esté tranquila ya que estamos preparados para una segunda oleada y desde Microbiología vamos a poner todo nuestro esfuerzo para poner en marcha cualquier técnica novedosa que sea precisa lo antes posible y para eso tenemos el apoyo de la dirección territorial del INGESA.

 

El director territorial del INGESA en Ceuta, Jesús Lopera Flores, ha declarado hoy que después de casi tres meses de intenso trabajo por parte del Área Sanitaria de Ceuta se ha llegado a la consecución de una de las metas propuestas desde que se conoció el primer caso de COVID-19 en Ceuta un 15 de marzo. 

Lopera ha puesto de manifiesto que el hecho de tener 0 casos activos a día de hoy en Ceuta ha sido gracias a los muchos actores que se han comprometido desde el primer momento en la lucha contra el coronavirus y que han conseguido controlar la pandemia en la ciudad. “Durante estos meses se ha hecho un enorme esfuerzo por parte de los ciudadanos, de los profesionales sanitarios y el resto de entidades e instituciones que han colaborado para que esto fuera posible. Desde el centro de coordinación de la Delegación del Gobierno donde han participado Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Consejería de Sanidad de la ciudad autónoma de Ceuta, Protección Civil, Cruz Roja y Sanidad Exterior”. 

Otro de los puntos que el director territorial ha querido reseñar es que se ha logrado controlar el coronavirus gracias al esfuerzo de todos y que esto ha provocado que Ceuta sea una de las ciudades donde menos incidencia ha tenido el virus. “Desde el inicio de la pandemia hemos tenido 222 positivos de COVID-19 y del total de positivos solo 14 han precisado hospitalización y por desgracia ha habido 4 fallecimientos que lamentamos profundamente”. 

Aún así el director territorial considera que aún queda camino por recorrer y llama a no bajar la guardia y respetar las medidas de seguridad que tanto hincapié están haciendo desde el Ministerio de Sanidad. “Hoy es un día para no bajar la guardia pero también para mostrarse satisfecho porque la situación está controlada”, ha recalcado. 

Dos etapas en Ceuta desde el primer caso de COVID-19 en Ceuta 

Para Lopera ha habido dos etapas desde que se diagnosticó el primer caso de coronavirus en Ceuta: “por un lado la etapa inicial que a pesar de las incertidumbres del primer momento se pudo controlar perfectamente a través de los dispositivos de Atención Primaria, Preventiva, los servicios de Urgencias, 061, y todos los servicios que se han implicado en 

esta labor. Como consecuencia de esto la gran mayoría de positivos COVID-19 estuvieron en sus domicilios y con sintomatología leve”. 

La segunda etapa para el director territorial ha sido la del “retroceso”, la cual provocó una serie de brotes que imposibilitaron que Ceuta estuviera en la fase 2 y que obligarán a una rápida respuesta por parte de los servicios sanitarios de Ceuta. “En el momento en el que se detectó los casos, el servicio de Epidemiología de la Ciudad y el servicio de Epidemiología del HUCE comenzaron a controlar los casos, aislar pacientes y realizar pruebas en un periodo corto de tiempo. Todo esto ha posibilitado que no haya ningún caso en la actualidad y que desde el 3 de junio no haya ningún nuevo positivo”. 

“Muy probablemente” la Ciudad anuncie en las próximas horas que Ceuta pasa a la fase 3 

Por último, Jesús Lopera, ha declarado que por parte de la consejería de Sanidad y por parte del INGESA se solicitó al Ministerio de Sanidad el pase a la fase 3 y ve “muy probable” que en las próximas horas la consejería de Sanidad de la Ciudad Autónoma de Ceuta anuncie que Ceuta pasa a la fase 3 

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) ha difundido un vídeo sobre cómo se está llevando a cabo el estudio de seroprevalencia en Ceuta, concretamente en el centro de salud de Otero y en el Hospital Universitario de Ceuta.

El director de Atención Primaria del INGESA, Maanan Abdelkader, nos cuenta los pasos que están siguiendo las personas seleccionadas para realizar el estudio de seroprevalencia y ver así el impacto real que tiene el COVID-19 en Ceuta.

  1. En primer lugar, a la entrada del centro de salud de Otero, el INGESA ha dispuesto un circuito donde todo paciente que llega se le toma la temperatura. Un triaje que sirve como un primer control de todas las personas que entran al centro.
  2. El segundo paso sería la realización de una encuesta. Todos los pacientes tienen que disponer de mascarilla quirúrgica, en caso de no tener el INGESA aporta una mascarilla a todos los pacientes desde el triaje. Los profesionales sanitarios realizan una encuesta a las personas seleccionadas donde tiene que contestar una serie de preguntas que luego irán a una base de datos proporcionada por el Ministerio de Sanidad.

  3. Por último, la realización y toma de muestras, tanto test rápidos como la extracción de sangre. 

 

La segunda oleada del estudio ya está completada y en los próximos días se conocerán los resultados que parecen ser similares a los de la primera semana (1,1%). La próxima semana se podrá comenzar el tercer y último tramo de este estudio para medir la incidencia en Ceuta. Recordamos que la muestra está formada por 900 personas.

El director territorial del INGESA, Jesús Lopera, valoró el pasado lunes en rueda de prensa positivamente los resultados obtenidos, ya que las cifras resultan ser la más baja del país. La prevalencia de Ceuta determina que las cosas se han hecho bien y que gracias a eso ha habido menor número de casos graves, hospitalizaciones o fallecimientos de los esperados inicialmente.

Más Noticias

logo-bolsa-5b

julio 2020
L M X J V S D
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Agenda

  • No hay eventos en la agenda

modelo banner prestación farmacéutica 2