logo ministerio de sanidad logo ingesa

Enlaces

Intranet

Día Mundial Del Sida #TransmiteRespeto. Campaña Día Mundial Del Sida. Besar, Comprender, Amar, Disfrutar, Tocar, Convivir No Transmite el VIH

Actualidad

 

Los ceutíes aguardan una media de 85 días para operarse, unos datos que hacen mejorar los datos nacionales, ya que, de media, los españoles esperan 115 días para ser operados

La lista de espera quirúrgica del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria INGESA) de Ceuta ha bajado hasta los 85 días en el periodo del 1 de enero al 31 de octubre. Esto supone una reducción del 22%, pues en el mismo periodo del 2018, esta demora se situaba en 104 días (19 días más de media).

La comparación con la misma fecha del año anterior (2018) muestra una mejoría en todos los indicadores. En cuanto a la lista de espera quirúrgica, el Hospital Universitario de Ceuta tiene solo a 64 pacientes con más de 6 meses que esperan ser operados. Estos datos demuestran una mejora con respecto al 2018, ya que 170 personas esperaban ser operadas. Esto, a su vez, supone una reducción del 62% respecto a la misma fecha del año pasado.

Desgranando el tiempo de espera medio para operarse por especialidad, se puede observar la mejora en la gran mayoría de las especialidades.

En cuanto Cirugía General, el tiempo de media para operarse en el 2019 es de 81 días, frente a los 123 de la misma fecha del año 2018. Le sigue Ginecología que ha pasado de 76 días en 2018 a 44 días en la actualidad.

La especialidad de Oftalmología, Otorrinolaringología, y Urología también ha bajado el tiempo medio de espera para operarse de manera significativa.

La lista de espera en consultas externas se sitúa como una de las medias más bajas de toda España

Los ceutíes tienen que esperar una media de 28 días para una primera consulta. Esto sitúa a Ceuta como una de las ciudades con la espera de media más baja. Superando a comunidades autónomas como Madrid (35 días de media), La Rioja (35 días) y Galicia (38 días), y solo por detrás del País Vasco (23 días), y Melilla (13 días).

Respecto a la misma fecha del pasado año, la demora media de consultas externas en Ceuta rozaba los 41 días. La demora media nacional en acceder a una primera consulta con el especialista se sitúa en 81 días.

Las cifras por especialidades muestran que el INGESA ha logrado reducir la mayoría de las lista de espera en consultas externas, y en concreto en áreas como Dermatología que pasa de 74 días de demora media a 3 días; el Servicio de Digestivo cuyo tiempo medio de espera ha pasado de 39 a 15 días; el Servicio de Cardiología, de 31 a 24 días; el Servicio de Ginecología, que pasa de 34 a 21 días; el servicio de Traumatología, de 37 a 24 días, el servicio de Neumología, de 25 a 14 días, y el Servicio de Oftalmología que se mantiene con respecto al 2018 con 42 días.

El INGESA quiere destacar el buen momento que se encuentran las listas de espera de Ceuta gracias al esfuerzo que se ha hecho a lo largo de este 2019 para ordenar y reducir las listas de espera quirúrgica y de consultas externa.

Recordar también que el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria ha logrado la reducción de las listas de espera gracias a los planes de choque que se tuvieron que acometer desde el pasado octubre de 2018, momento en el que llegó la nueva dirección del INGESA, para rebajar unas listas de espera que superaban los 144  días.

Se pusieron en marcha tres planes de choque para paliar las demoras

El primero, se hizo como una prueba, y dio comienzo en octubre de 2018 y termino en diciembre del mismo año. El segundo plan de choque comenzó en febrero y termino en mayo de 2019 y el tercer plan de choque, activo en este momento, comenzó en octubre de este año y finalizará en diciembre 2019. En total se aprobaron tres planes de choque con un presupuesto total de 366.594 euros, divididos en 122.198 euros cada uno.

Por último, desde el INGESA se sigue trabajando para seguir mejorando las listas de espera y continuar reduciendo los tiempos media para operarse y para la primera consulta con el especialista.

Agradecemos también a los profesionales el esfuerzo realizado y a los usuarios y familiares su apoyo y comprensión.

Este curso ha estado dirigido a los profesionales de Enfermería encargados del cuidado de los pacientes que necesitan una gastrostomía

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, a través del Área de Atención Especializada de Ceuta, ha dispuesto un curso sobre los cuidados de las gastrostomía endoscópica percutánea y ha estado orientado a formar al personal sanitario del INGESA que desempeña su labor en la ciudad. Concretamente se ha querido enfocar a los y las profesionales de Enfermería del INGESA y ha tenido como objetivo principal proporcionar los conocimientos necesarios a los profesionales encargados de los cuidados de las gastrostomías.

La gastrostomía endoscópica percutánea (GEP) consiste en la colocación mediante endoscopia de una sonda o tubo en el estómago a través de la pared abdominal. Este tipo de técnicas es además un procedimiento rápido que hace una comunicación directa con el estómago del paciente para garantizar una nueva puerta de entrada a nutrientes, líquidos y/o medicamentos.

Esta técnica tiene como premisa mantener un estado nutricional adecuado en  aquellas personas, que por diferentes causas, van a precisas de una alimentación por sonda.

En la misma línea, diremos también que esta técnica es una buena alternativa por su seguridad y rapidez, así como por la posibilidad de mantenimiento durante largos periodos de tiempo.

Con motivo de su participación en la I Jornada Nacionales de Diabetes, que se celebrarán este viernes en el Hospital Universitario de Ceuta, entrevistamos al especialista en Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario Puerto Real de Cádiz, Florentino Carral.

 ¿Sobre qué va a tratar su ponencia? 

Mi ponencia se titula “Individualización del tratamiento hipoglucemiante: traslación de los resultados de los estudios de beneficio cardiovascular y renal a la práctica clínica” y el objetivo de la misma es exponer los beneficios cardiovasculares y renales de los fármacos hipoglucemiantes  inhibidores de SGLT2 (“glucosúricos”9 y agonitas de GLP-1 en los pacientes con diabetes y trasladar la idea de que la mayoría de los pacientes con diabetes que bien han presentado un episodio cardiovascular o bien tienen factores de riesgo cardiovasculares (como obesidad, hipertensión o hipercolesterolemia) deberían utilizar estos fármacos que previenen eventos cardiovasculares y renales.

¿Qué esperas de estas jornadas?

Estoy muy ilusionado de participar en estas Jornadas de Diabetes de Ceuta que entiendo son un punto de encuentro de profesionales que atienden a personas con diabetes en el cual podremos exponer los más importantes estudios publicados recientemente sobre la diabetes y discutir cómo trasladar los resultados de estos estudios a nuestra práctica clínica diaria.  

¿Se puede prevenir la diabetes?

En el momento actual no disponemos de estrategias que prevengan la aparición de   diabetes tipo 1 en niños y adolescentes. Sin embargo, en la actualidad sabemos que podemos retrasar y en muchos casos evitar el desarrollo de diabetes tipo 2 realizando un estilo de vida saludable y manteniendo un peso adecuado.

¿Cómo se podría mejorar la atención de los pacientes con diabetes?

 

Entiendo que para mejorar la atención a pacientes con diabetes los sistemas sanitarios  

deberían evaluar de forma periódica, sistemática y automatizada una serie de objetivos (como la hemoglobina glicosilada o el colesterol LDL) y de esta forma detectar aquellos pacientes inadecuadamente controlados. Una vez detectados deberían poder coordinarse las actuaciones sanitarias que sean necesarios para corregir esta desviación y que el paciente pase a estar adecuadamente controlado. No obstante, me temo que queda mucho para esto, ya que los sistemas sanitarios no están por la labor de hacer ni de hacer visible la realidad actual que consiste en que la amplísima mayoría de los pacientes con diabetes están mal controlados ni asumir el coste de las intervenciones educativas o farmacológicas que se requerirían para corregir este mal control.

¿Cómo es de importante la individualización del abordaje de la diabetes? 

El abordaje individualizado de la diabetes es absolutamente prioritario, ya que cada persona tiene unas características biológicas y sociales diferenciales que deben ser tenidas siempre en cuenta a la hora de plantear los objetivos de control y el tratamiento nutricional, de estilo de vida y farmacológico. Pretender que un mismo tratamiento sea eficaz y seguro en un adolescente, una persona madura o un anciano frágil es ilógico y en cada circunstancia hay que plantear un “tratamiento a la carta” en función de sus características y necesidades. 

¿Qué herramientas son necesarias para este abordaje individualizado?

Para el abordaje individualizado de los pacientes con diabetes tenemos que tener en cuenta fundamentalmente el tipo de diabetes, la edad, el peso y la existencia de enfermedades asociadas, sobre todo a nivel cardiovascular y renal. Una vez valoradas estas variables se puede diseñar la intervención nutricional, la actividad física y el tratamiento farmacológico teniendo en cuenta que existen 8 familias distintas de antidiabéticos más tres tipos de insulina (lentas, rápidas y mexclas) y que casi todos estos fármacos se pueden combinar entre sí.

¿Es importante ese abordaje integral por parte de los profesionales sanitarios?

El abordaje integral del paciente por parte de médicos y profesionales de enfermería es absolutamente necesario y complementario y está demostrado que generan un importante valor añadido para el paciente sobre todo si se coordinan adecuadamentelas intervenciones a realizar entre los distintos profesionales.

Cada vez más estudios clínicos ponen de manifiesto que existe una asociación entre diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular ¿Debería diagnosticarse y tratarse la diabetes tipo 2 como una enfermedad cardiovascular?

En mi opinión la diabetes debería tratarse como un “equivalente de enfermedad cardiovascular” ya que las personas con diabetes tienen igual o más riesgo de presentar un evento cardiovascular que aquellas personas que ya han tenido un episodio (como una angina o IAM).

 La diabetes incrementa de 2 o 4 veces el riesgo de enfermedad cardiovascular y la mortalidad, pero no lo hace silenciosamente, sino que constantemente nos manda señales (pérdida de peso, poliuria, sed…) que no siempre sabemos interpretar como señales de alarma.

 ¿Cuáles son los factores de riesgo que debemos tener en cuenta y cómo podemos controlarlos mediante los hábitos saludables?

 Los factores de riesgo más importantes son el tabaquismo, el sobrepeso, la hipertensión y el hipercolesterolemia. En este sentido debemos aspirar a que todos nuestros pacientes dejen de fumar y mantengan un peso saludable y, si a pesar de ello, persisten con hipertensión o hipercolesterolemia estaría indicado un tratamiento farmacológico.

Con respecto a la alimentación se recomiendan 5 comidas al día, tomar verduras en almuerzo y cena, 3-4 piezas de fruta a diario, lácteos semidesnatados en desayuno y merienda, alimentos proteicos (carne, pescado, huevos o mariscos) en almuerzo y cena mejor a la plancha o al horno y moderar el consumo de pan, cereales, arroces, pastas y legumbres. Además, debemos evitar el consumo de todo tipo de alimentos procesados y de alcohol

 ¿Cuánto es de importante hacer ejercicio para tener la patología bajo control?

El ejercicio físico es el “único medicamento” capaz de reducir el peso y la grasa corporal, controlar la glucemia, el colesterol, los triglicéridos, el ácido úrico, mejorar las cifras de presión arterial, el estado anímico y el aparato locomotor. Además, es gratis. 

 ¿Cuáles son los avances más destacados de la diabetes en los últimos tiempos?

Los avances más importantes de la diabetes en los últimos años proceden de la tecnología y los nuevos medicamentos para la diabetes. Así, el desarrollo de sistemas de medición de glucosa en el líquido intersticial (por ejemplo, el financiado “Freestyle libre”) y las bombas de insulina semiautomáticas han supuesto un avance importantísimo para el tratamiento de la diabetes tipo 1 en los últimos años. En este sentido, en la próxima década se van a comercializar los conocidos como “páncreas artificiales” que serán bombas de insulina acopladas a sistemas de medición de glucosa que administrarán las dosis justas de insulina en cada momento permitiendo que la mayor parte del tiempo los pacientes mantengan la glucosa en objetivos. Por otro lado, esperamos que pueda desarrollarse en un futuro próximo la ingeniería celular capaz de reprogramar las células del propio paciente en células productoras de insulina. 

¿Podrá erradicarse algún día la diabetes?

Hablar de erradicar la diabetes hoy en día es más una utopía que una posibilidad real a corto medio plazo.

 

 

Más Noticias

logo-bolsa-5b

diciembre 2019
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Agenda

  • No hay eventos en la agenda

modelo banner prestación farmacéutica 2